Página Principal Ufología El lado oscuro de la Luna
el lado oscuro de la luna

El lado oscuro de la Luna

por Carlos Hern√°ndez
1 comentario

Treinta a√Īos despu√©s de que el capit√°n Cernan y el piloto de m√≥dulo Schmitt pusieran por √ļltima vez el pie en la Luna, nadie imaginar√≠a que nunca m√°s se hubiese de transitar por superficie de astro alguno. Fue la misi√≥n denominada Apollo XVII la que pon√≠a fin a la exploraci√≥n humana de su sat√©lite natural. Todo aquello se nos present√≥ entonces como la culminaci√≥n de un complejo proyecto exitoso cuyo principal y √ļnico objetivo, al parecer, era demostrar la supremac√≠a Norteamericana sobre la Uni√≥n Sovi√©tica en la carrera espacial.


Pero es bien sabido por el lector que desde el punto de vista científico las misiones fueron un fracaso. Los misterios sobre el origen de la Luna sigue siendo una incógnita, y, un cuarto de siglo después, el luminoso y triste rostro de la noche terrestre, sigue deparando sorpresas.


En 1994, la misi√≥n militar Clementine, descubri√≥ que ambos polos del sat√©lite existen importantes cantidades de agua de estado s√≥lido. Singular e inesperado descubrimiento. Pero, ¬Ņcu√°l era el verdadero objetivo de la sonda del ej√©rcito norteamericano realmente? ¬ŅPor qu√© se gastaron miles de millones de d√≥lares en cartografiar al mil√≠metro la superficie lunar? ¬ŅQu√© experimentos secretos realizaron? ¬ŅBuscaban las evidencias de bases extraterrestres en el sat√©lite?

Fotografía tomada por la NASA


Una misi√≥n posterior en 1999, la Lunar Prospector, se lanzaba contra el polo sur para demostrar la existencia de ese hielo. Si all√≠ exist√≠a agua, pensaron los cient√≠ficos, el impacto de la sonda producir√≠a su evaporaci√≥n, y una nube de vapor de agua de gran densidad, ser√≠a captada por los telescopios en Tierra.

Sin embargo, no se recogió prueba alguna de la existencia de tal bruma pese a haberse revisado una y otra vez las bases de datos que se habían recogido desde diferentes observatorios.


¬ŅDescubri√≥ la Clementine grandes cantidades de agua en las sombras de los cr√°teres polares o dos gigantescas entradas artificiales a las entra√Īas lunares?

Desmontar un montaje


Hace algunos a√Īos, salt√≥ a los teletipos de los medios de comunicaci√≥n de todo el mundo una desconcertante noticia. La NASA destinar√≠a m√°s de cien millones de d√≥lares a demostrar que el hombre pis√≥ la Luna. Para ello contratar√≠a a un escritor y pondr√° a su disposici√≥n a un amplio equipo de cient√≠ficos.

Foto de National Geographic


De todos es sabido que desde hace a√Īos han surgido en diversos medios, encabezados por algunas webs de Internet, decenas de hip√≥tesis que intentan desmontar lo que se presenta como ¬ęel montaje del siglo XX¬Ľ. Seg√ļn ellos, los americanos, llevados por la presi√≥n de la opini√≥n p√ļblica en la carrera espacial y su incapacidad para llevar a buen puerto las misiones Apollo, hubieron de fabricar un inmenso montaje con el objetivo de simular la llegada de un hombre de los Estados Unidos a la Luna.

Para ello se utiliz√≥, seg√ļn los autores, un plat√≥ similar al usado para filmar pel√≠culas de cine que recreaba la superficie lunar. La hip√≥tesis se basa en los errores de las im√°genes que se nos presentaron como ¬ęsombras imposibles¬Ľ, reflejos extra√Īos en las escafandras, retoques fotogr√°ficos, cielo sin estrellas, y un largo etc√©tera.


Pero, ¬Ņson suficientes para desmontar todo un programa espacial de varios a√Īos de preparaci√≥n? Ciertamente no. Carecen de un car√°cter probatorio en cuanto hay que contar con las condiciones particulares y extra√Īas del vecino astro. Por ejemplo, la casi total ausencia de gravedad, relieve de la superficie altamente irregular, ausencia de atm√≥sfera, sensibilidad de los equipos fotogr√°ficos, entre otros.


Pero, volvamos a la noticia de la NASA. ¬ŅPor qu√© gastar millones de d√≥lares en demostrar lo que es verdad y mayoritariamente evidente? Obviamente, habr√° apreciado el lector, que estoy convencido de que el hombre lleg√≥ a la Luna pero, ¬Ņqu√© fue lo que all√≠ encontr√≥? eso es lo que realmente preocupa a la NASA, que esas ¬ęevidencias¬Ľ sean desmontadas y den al traste con la conspiraci√≥n para encubrir los resultados. Es posible que el origen de toda la pol√©mica est√© justamente en ello: se tuvo que falsificar y manipular algunas de las fotos y tomas porque all√≠ aparec√≠a ¬ęalgo¬Ľ que no deb√≠a de estar. ¬ŅSon esas las fotos que se han manipulado?

Anomalías lunares


En 1787, el descubridor de Urano, Sir William Herschel, alertaba a los astr√≥nomos del mundo con sus declaraciones sobre extra√Īas observaciones lunares. Hablaba de haber sido testigo de la erupci√≥n de varios volcanes en la Luna. El 22 de octubre de 1790, durante un eclipse total, contempl√≥ diversos puntos brillantes, redondos y peque√Īos, movi√©ndose por su superficie. A√Īos despu√©s, otros eminentes astr√≥nomos contemplaban esas extra√Īas anomal√≠as. Son el caso del Doctor William Wilkins y George Booth en 1794, Rankin en 1874 o W.R. Brooks, director del Observatorio Smith de los Estados Unidos, en 1894, entre muchos otros.


Hoy en d√≠a ese tipo de observaciones son denominados Lunar Transient Phenomena (fen√≥menos transitorios lunares), m√°s conocidos como L.T.P., y est√°n recogidas en diversos cat√°logos astron√≥micos. Sirva de ejemplo que tan s√≥lo entre 1965 y 1969, la NASA tiene catalogados (Report R-277) setenta LTPs que van desde brillos en los cr√°teres hasta alineaciones de objetos en movimiento atravesando gran parte de la superficie, pasando por resplandores y flashes rojos, amarillos y verdes.

Evidentemente si sumamos los cat√°logos de otras sociedades astron√≥micas, las observaciones llegan a superar el millar anual. Generalmente este tipo de anomal√≠as, son comunicadas al ¬ęCentro Astron√≥mico de Copenhague¬Ľ que se encarga de recoger y enumerar cada una de ellas.


El admirado Antonio Ribera recogi√≥ en su libro ¬ęEl enigma de los platillos volantes¬Ľ una impresionante observaci√≥n de este tipo avalada por ocho astr√≥nomos. Fue comunicada por la ¬ęSociedad Astron√≥mica Aster¬Ľ, concretamente por don Francisco Almor. Durante varias noches de junio de 1959, ¬ęobservaron el paso de un extra√Īo objeto sobre el disco de la luna que reaparec√≠a cada 35 minutos¬Ľ. Dicho objeto proyectaba su sombra sobre la superficie por lo que se calcul√≥ se hallaba a unos dos mil kil√≥metros de altura. Los c√°lculos que realizaron conclu√≠an que el objeto que ¬ęsobrevolaba¬Ľ el sat√©lite deb√≠a de tener una dimensi√≥n de aproximadamente 35 kil√≥metros de longitud.

Hipótesis misterios de la Luna


Algunas hip√≥tesis podr√≠an explicar estos fen√≥menos transitorios. As√≠ se habla de actividad volc√°nica, bombardeo lunar de rayos c√≥smicos de alta energ√≠a, ca√≠da de meteoritos, expulsi√≥n de gases en el interior lunar, etc. El f√≠sico del Jet Propulsion Laboratory de la NASA Bonnie Buratti, maneja una nueva teor√≠a que se basa en el an√°lisis de las fotos a baja altura tomadas por la Clementinede las zonas de actividad LTP.

Seg√ļn Buratti los cr√°teres donde con m√°s frecuencia son observados, por ejemplo Alphonsus Picard, podr√≠an estar sufriendo desplomes de sus paredes laterales hacia el interior, produciendo derrumbres hacia su cavidad central y originando nubes de polvo que son expulsadas a la leve atm√≥sfera lunar. Obviamente, dicha teor√≠a dista mucho de explicar la mayor√≠a de las observaciones LTP, y carecen de validez para todas aquellas que recogen movimientos inteligentes de formaciones de ¬ęobjetos¬Ľ sobre la superficie.

Misterios Lunares


Todo lo expuesto nos demuestra que en la Luna existe una inexplicable e intensa actividad aparentemente inteligente. Sin embargo, tras la exploraci√≥n llevada in situ por el hombre desde 1969 hasta 1971, se nos hizo creer que era un planeta sin inter√©s cient√≠fico alguno, desierto y bald√≠o. ¬ŅPor qu√©?


El semanario ruso ¬ęNedelya¬Ľ publicaba en diciembre de 1998 un curioso, no por ello descabellado, art√≠culo titulado ¬ęExtra√Īos en la Luna¬Ľ. La hip√≥tesis ven√≠a abalada por el radioastr√≥nomo ucraniano Alexey Arkhipov y conclu√≠a que la Luna serv√≠a como base cient√≠fica a seres extraterrestres, que nos observar√≠an desde all√≠. Se basaba en las im√°genes analizadas de estructuras artificiales ¬ęconstru√≠das¬Ľ en ella y aportaba algunos documentos gr√°ficos como definitivos.


Curiosamente solamente un LTP fue reportado en el ¬ęMar de la Tranquilidad¬Ľ antes del 2 de febrero de 1964. Pero, tras el alunizaje del ¬ęRanger-6¬Ľ, la situaci√≥n cambi√≥ radicalmente y fue de las zonas m√°s activas hasta, justamente, 1969, a√Īo del alunizaje del Apollo XI. ¬ŅAcaso se encontraba la zona controlada ya por los espor√°dicos selenitas y se retiraron a otras zonas para facilitar la exploraci√≥n humana del sat√©lite? La hip√≥tesis parecer√≠a descabellada sino fuese por una curiosa coincidencia.

VIDEO sobre los misterios de la LUNA ¬ŅSAT√ČLITE NATURAL O NAVE EXTRATERRESTRE?

Los misterios de la LUNA ¬ŅSAT√ČLITE NATURAL O NAVE EXTRATERRESTRE?

También te puede interesar

1 comentario

Los ovnis de procedencia Alemana | Misterios MMYC 10 enero 2022 - 18:54

[…] entradas Los ovnis de procedencia Alemana El lado oscuro de la Luna La Atl√°ntida de las Arenas So√Īar con el futuro: el enigma de una… Viaje al Per√ļ […]

Respuesta

Deja un Comentario

* Acepto la política de privacidad de este sitio web.

Abrir chat
Hola ūüĎč
¬ŅEn qu√© podemos ayudarte?